La situación de l’Estartit está condicionada por el paisaje: en efecto, la montaña, el llano y el mar han delimitado su emplazamiento. En el momento del nacimiento de la población, el río Ter desembocaba más cerca de la misma, en la actual zona de humedales del Ter Vell, lo que impedía la construcción de las casas en dirección al río (a causa de las posibles avenidas de agua). De esta forma, las casas se construyeron junto a la montaña, en el lugar más protegido de los temporales del mar, del río y de la tramuntana.

Esta situación de l’Estartit entre la montaña y el mar impide el paso del agua de lluvia que baja por los torrentes. Así, entre cada cuatro o cinco casas existe una pequeña separación que se denomina cadeny (o <<pasaje transversal>>), que además de permitir la circulación del agua sirve de atajo para ir de una calle a otra y también para llegar hasta el mar. Los cadenys son un claro ejemplo de la relación que existe entre paisaje y urbanismo, y configuran parte de la singularidad urbanística del pueblo de l’Estartit.

Audioguía

RELACIONAT

1
TOURIST INFORMATION 09-21h
Tourist information : Monday-Sunday: 09-21h
Hello! Can we help you?